201502.03
0

Los profesionales de protección de datos reivindican un papel en la AEPD

El sector ha celebrado hoy el Día Europeo de la Protección de Datos con diversas convocatorias y declaraciones al respecto.

La Asociación Profesional Española de Privacidad (APEP) reivindica un mayor papel de los profesionales del sector en la Agencia Española de Protección de Datos.

Con motivo de la celebración del Día Europeo de la Protección de Datos, la asociación ha reclamado que la Agencia abra sus puertas a los profesionales de la privacidad. Según explica APEP, “la línea de atención al ciudadano debe incorporar también un espacio de interlocución abierta a los profesionales de la privacidad incluyendo a profesionales de la privacidad en su dimensión jurídica y de seguridad entre los miembros del Consejo Asesor”.

La asociación insiste en que “los profesionales de la privacidad constituyen un sector maduro, altamente formado y con un conocimiento sectorial que debe ser aprovechado”.

Por otro lado, desde la APEP denuncian “la inacción de los poderes públicos ante la existencia de empresas que aprovechan los fondos de la Fundación Tripartita para ofrecer servicios gratuitos”.

Lamenta la presencia de empresas que ofrecen “formación experta en dos horas”, de publicidades que prometen que “usted puede cumplir con la LOPD en sólo 30 minutos” porque banalizan el valor de la privacidad y desprestigian al sector. Y mucho más grave ven aún la persistencia del más que controvertido denominado LOPD Coste 0.

“Nuestro país ha sido testigo de reiterados casos de corrupción en el uso de las ayudas a la formación. La LOPD coste 0 tiene todos los visos de ser uno más de ellos sin que parezca que los poderes públicos hayan tomado cartas en el asunto. Mientras, con la inacción de la Fundación Tripartita las empresas LOPD Coste 0 ofrecen servicios gratuitos de sospechosa calidad, incluso exhibiendo en algún caso dictámenes de prestigiosos bufetes de abogados como patente de corso”, denuncian.

“No sólo constituyen un cáncer económico, sino que, además, dinamitan el futuro prestigio de la protección de datos personales”, remachan.

Día Europeo de la Protección de Datos Por su parte, la AEPD, con la colaboración de la Comisión Europea, ha conmemorado el Día Europeo de la Protección de Datos con la Jornada Protección de datos y tratamientos masivos de información, en la que se ha analizado el impacto que pueden tener en la privacidad de los ciudadanos tecnologías como el Big data y el Internet de las cosas.

La AEPD ha hecho referencia al impacto que tiene en la privacidad de los ciudadanos el hecho de que los datos puedan ser recogidos sin que los afectados se percaten de ello, y la posterior generación de múltiples flujos de información provocada por la intervención de una pluralidad de actores, que puede facilitar que los datos acaben siendo destinados a usos muy distintos de los originalmente previstos por los ciudadanos.

Según la Agencia, una situación parecida es la que puede darse con las tecnologías de explotación de datos conocidas como Big data, cuyo objetivo es tratar grandes masas de datos con complejos algoritmos de análisis para extraer información oculta o correlaciones imprevistas, no deducibles ni inferibles con los métodos de análisis convencionales.

La evolución de este fenómeno y la utilización que se realice de esta tecnología es un tema que preocupa a la Agencia, ya que los perfiles que pueden extraerse sobre las personas pueden tener una enorme repercusión no sólo sobre su privacidad sino también en lo referente al libre desarrollo de su personalidad.

“Estas cuestiones deben abordarse desde un diálogo continuo entre ingenieros, desarrolladores y expertos en privacidad, y entre las empresas y las autoridades de control, teniendo siempre presente que el derecho a decidir sobre la propia información personal es un derecho fundamental y, como tal, es irrenunciable. En este terreno, no todo lo tecnológicamente posible resulta aceptable”, ha subrayado el director de la AEPD.

2015, un año clave Desde el despacho de abogados Ecija, pronostican que 2015 será sin duda un año cargado de expectativas en el ámbito de la Protección de Datos, tanto en Europa (tramitación del futuro Reglamento Europeo con las consiguientes repercusiones en las legislaciones de los Estados miembros) como en Iberoamérica, con nuevas leyes pendientes de aprobar y modificaciones de otras normas, así como el progresivo desarrollo en países que ya cuentan con normativa específica.

Ecija considera “necesario un marco internacional que establezca un clima de seguridad jurídica en el tratamiento de los datos personales”.

Lo argumenta recordando “los diferentes acontecimientos como las noticias aparecidas en diferentes medios de comunicación sobre ciberseguridad, el anuncio realizado por el presidente Obama sobre el impulso en materia de privacidad en Estados Unidos, la necesidad de equilibrar privacidad y seguridad, unido a las nuevas formas de comunicación entre usuarios con independencia de su nacionalidad o del lugar en que se encuentran, las redes sociales y la aparición de aplicaciones móviles, la geo-localización, la utilización de datos biométricos, códigos BIDI y otras tecnologías, la consolidación de nuevos modelos de negocio, así como el tratamiento global de la información por parte de empresas e instituciones”.

Una segunda revolución industrial Por su parte, Cristina Sirera, experta en protección de Datos y Privacidad del despacho Elzaburu, señala en un reciente artículo que “el creciente uso de dispositivos móviles y el desarrollo de las redes sociales han dado lugar a una segunda revolución industrial”.

Lo explica por el hecho de que se esté produciendo “un crecimiento exponencial de datos disponibles a través de contenidos multimedia compartidos, junto con la existencia de tecnología que extrapola ingentes cantidades de datos estructurados y no estructurados, de diferentes fuentes, en diferentes formatos, en información analítica, que mejora las decisiones de negocio y ofrece la posibilidad de trazar, evaluar, analizar, medir, comparar datos, cifras, comportamientos, hábitos, quién hizo qué, cuándo y dónde, de manera casi instantánea, dando lugar a la era del Big data y a la evolución del Internet de las Cosas”.

El efecto de esta nueva realidad es de tales dimensiones que la Global Telecommunication Association (GSMA) predice que el Internet de las cosas producirá 4,5 trillones de dólares de ingresos en 2020, 635 mil millones dólares de los cuales procederán de servicios de juego y entretenimiento.

Fuente:www.expansion.com