201509.03
0

Las cámaras de vigilancia crecen un 42% en cuatro años

En Navarra hay 3.089 ficheros de este tipo, el 97,83% de ellos de titularidad privada.
El sector del comercio es el que más registra.
En 2014 se registraron 64 denuncias relativas a la protección de datos.

Pamplona – El número de ficheros de videovigilancia inscritos en el Registro General de Protección de Datos (AEPD) en los últimos cuatro años en Navarra ha aumentado un 42%, pasando de los 1.802 registrados el 1 de junio del 2012 a los 3.089 de esta misma fecha en el 2015. Cabe destacar que un fichero de videovigilancia da constancia de la existencia de, al menos, una cámara, aunque este también puede abarcar a más.

Según señalan desde la Agencia Española de Protección de Datos, esta subida es también notable en referencia los datos obtenidos en 2014, ya que se ha producido un aumento del 15%. Pese al alto porcentaje de incremento de estos ficheros, las cifras son aun mayores a nivel estatal. En cuatro años, el país ha sufrido un aumento del 47%, pasándose de los 119.140 ficheros del 2012 a los 226.285 del 2015. En referencia al 2014, el aumento también es mayor, aunque más moderado, ya que creció en un 16%.

La gran parte de estas cámaras de videovigilancia tienen titularidad privada. Concretamente, en 2015 se incluyen en este grupo 3.022, el 97,83%. El restante, 67, tienen titularidad pública. El aumento que se ha producido en estas últimas es menor que el registrado en las privadas, que debido a su gran número presentan un porcentaje similar al total. En el último año se ha producido un aumento del 12%, mientras que ampliando el plazo a cuatro años, la subida ha sido del 39%.

Sectores El sector del comercio es, con diferencia, el que mayor número de ficheros de videovigilancia registra a nivel estatal. Concretamente, este año tiene 53.192, el 23,51% del total. Este sector se mantiene a la cabeza desde hace años, seguido siempre por el turismo y la hostelería, que cuenta con 2.709 ficheros, las comunidades de propietarios, con 18.684, y la sanidad, con 12.270.

En los últimos cuatro años todos los sectores ha sufrido un aumento de la videovigilancia y, en general, en los últimos cuatro años o se han producido grandes variaciones en cuanto al puesto en el que se encuentran. El que más ha variado ha sido el de las actividades relacionadas con los juegos de azar y apuestas, que del decimonoveno puesto del 2012 pasó al decimotercero en 2013. Se rompe la subida este año, cuando retrocede hasta el decimoquinto lugar.

Reclamaciones La última memoria de la AEPD, referente al 2014, indica que en este año se recogieron 64 denuncias realizadas por navarros, tan solo dos más que en el año anterior. Se frena así la tendencia al alza de los últimos dos años (en 2011 se iniciaron 44 actuaciones previas, mientras que en el 2012 fueron 56).

Mientras, a nivel estatal en 2014 se produjo un incremento del 2,55% del número de denuncias tras la estabilización registrada el año anterior, pasándose de las 7.800 del 2013 a las 8.004. La actividad que más actuaciones previas propició fue la de las telecomunicaciones, seguida de lejos por la de las entidades financieras y la videovigilancia.

Por su parte, en la Comunidad Foral se iniciaron 16 procedimientos de tutelas de derechos en 2014, volviendo estos a su caudal habitual tras el gran incremento que se produjo en 2013. De esta manera, en un año descendieron los casos en un 51,5%, mientras que ampliando la comparación al 2011 se han mantenido iguales.

A nivel estatal se mantuvieron estables, con una ligerísima bajada del 0,7%. Destacaron un año más las solicitudes del derecho de cancelación, ocupando el segundo lugar las relativas al ejercicio del derecho de acceso.

En total, Navarra se establecieron durante el 2014 cinco procedimientos sancionadores y de apercibimiento de los 1.067 de todo el Estado. Mientras, de los 60 imputados por todo el país en procedimientos de declaración de infracción de las administraciones públicas, uno tenía sede en la Comunidad Foral.

Este mismo informe señala que nuestro país es pionero en el ejercicio del derecho al olvido, que permite evitar la difusión universal, permanente e indiscriminada de los datos personales en Internet.

En este sentido, debe subrayarse la indudable trascendencia de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 13 de mayo de 2014 que reconoce, como ya venía aplicando la Agencia en sus resoluciones, que los buscadores de Internet realizan un tratamiento de datos del que son responsables y que las personas tienen derecho a solicitarles, con las condiciones establecidas en la Directiva de protección de datos, que los enlaces a sus datos personales no figuren en los resultados de una búsqueda en Internet realizada por su nombre.

Los efectos de esta sentencia también se hicieron notar en el número de reclamaciones recibidas por la Agencia. Así, de las 210 presentadas frente a buscadores en 2014, el 83,33% de ellas (175) fueron remitidas con posterioridad al 1 de junio de 2014.

Requisitos en vigilancia

Espacios públicos. Las cámaras y videocámaras instaladas en espacios privados, en principio, no obtendrán imágenes de espacios públicos. Podrían tomarse imágenes parciales y limitadas cuando resulte imprescindible para la finalidad de vigilancia que se pretende o resulte imposible evitarlo por la ubicación.

Proporcionalidad. Debe existir una relación de proporcionalidad entre la finalidad perseguida y el modo en el que se traten los datos. Su uso sólo es admisible cuando no exista un medio menos invasivo.

Ficheros. Si el sistema de videovigilancia graba y conserva las imágenes esto debe notificarse previamente a la Agencia Española de Protección de Datos. En el caso de las Administraciones Públicas debe crearse el fichero mediante una disposición de carácter general publicada en el correspondiente diario oficial para, posteriormente, inscribir el fichero.

Carteles. Informar mediante carteles informativos de la existencia de videocámaras, como mínimo en los accesos a las zonas vigiladas. Asimismo, debe disponer de impresos con la información a la que se refiere el artículo 5 LOPD, acerca de la existencia de un fichero o tratamiento de datos de carácter personal, de la finalidad de la recogida de los datos y de los destinatarios de la información y de la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, entre otros aspectos.

Seguridad. Adoptar las medidas necesarias que garanticen la seguridad de las imágenes y eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado.

Plazo de archivo. Eliminar las imágenes en el plazo máximo de un mes desde su captación.

Tutela de derechos

En el 2014, 16 de los 1.983 procedimientos de tutela de derechos iniciados en todo el territorio estatal fueron reclamados por navarros. De esta manera se estabiliza esta cifra de los últimos años tras la gran crecida del 2013.

Fuente: www.noticiasdenavarra.com