201709.19
0

Protección de Datos multa con 1,2 millones de euros a Facebook por usar información personal sin permiso

La Agencia Española de Protección de Datos ha impuesto una sanción a Facebook por varias infracciones de la Lay Orgánica de Protección de Datos, pues según sus investigaciones, recaban datos sobre ideología, sexo, creencias religiosas o datos de navegación sin informar claramente a sus usuarios sobre su uso o finalidad.

La multa asciende a 1,2 millones de euros debido a las dos infracciones graves y a una muy grave que marca la legislación. Las dos primeras equivalen a 300.000 euros cada una y la segunda, a 600.000 euros. Según el informe de la agencia, “la red social trata datos especialmente protegidos con fines de publicidad, entre otros, sin obtener el consentimiento expreso de los usuarios”, algo que exige claramente la LOPD.

Facebook ha contestado al dictamen de la agencia alegando que “discrepan respetuosamente” y que tienen intención de “apelar esta decisión”. A su vez, han indicado su actitud colaborativa con la AEPD y otras agencias similares a nivel europeo, si bien dejan claro que sólo responden ante la correspondiente agencia irlandesa, donde tienen su sede europea.

La labor de la AEPD va más allá del dominio de Facebook en sí y constata que no se informa adecuadamente del uso de las cookies que se hace en páginas con el botón de ‘Me gusta’ de la red social.

La agencia también critica expresamente que las políticas de privacidad de la red social son muy vagas y contienen “expresiones genéricas y poco claras, y obliga a acceder a multitud de enlaces distintos para conocerla”.

Lo más grave, finalmente, es que Facebook no elimina la información que recoge a partir de todos los hábitos de navegación de los usuarios, sino que la reutiliza constantemente.

Esta no es la mayor sanción impuesta contra la red social fundada por Mark Zuckerberg, sin embargo. Facebook fue multada por una cifra mucho mayor, 110 millones de euros, por la compra de WhatsApp. Según la Unión Europea, la empresa estadounidense no informó adecuadamente ni a los usuarios de la app de mensajería ni a las instituciones del proceso.

Fuente: elmundo.es